Normativa piscinas

PiscinaLos propios usuarios provocamos la contaminación de las aguas añadiendo miles de microorganismos en ella, así no basta únicamente el uso de desinfectantes, que deben reunir unas características determinadas y deben de mantenerse siempre en una concentración permanente de desinfectante residual; será necesario en las aguas de baño el llevar a cabo los controles y análisis adecuados a fin de proteger la salud de los usuarios de posibles riesgos físicos, químicos o microbiológicos derivados del uso de éstas.

Fue hasta octubre del 2013 que cada comunidad autónoma se regía acorde a su propia legislación, la cual recogía las condiciones higiénico-sanitarias que tenían que cumplir las piscinas de uso colectivo.
A partir del 2013 la normativa estatal vigente en esta materia es el Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, por el que se establecen los nuevos criterios técnico-sanitarios de las piscinas. Este real decreto tiene por objeto establecer los criterios básicos Técnico-Sanitarios de la calidad del agua y del aire de las piscinas.

Como novedad importante en esta nueva normativa es la del análisis del aire en vasos cubiertos o mixtos y en las salas técnicas, este no deberá de ser irritante para los ojos, piel y mucosas y cumplir así con los requisitos que se especifican, midiéndose la humedad relativa, la temperatura ambiente y el CO2.

Para que podamos disfrutar con salud y seguridad de esos merecidos chapuzones a los usuarios se les debe exigir máxima higiene corporal, debiendo ser informados por el personal sanitario a favor de una educación sanitaria.

Disfrutad del verano !!!

Acerca de

Licenciada en Química i directora técnica del laboratorio Quimlab. Especialista en cromatografía, Màster interuniversitario en Tècniques Cromatogràfiques Aplicades, (Universitat Jaume I, Univeritat Rovira i Virgili, Universitat de Girona, 2011).

Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.